Lidom contempla campeonato cinco equipos

. Publicado en Lidom

La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom) contempló ayer la posibilidad de confeccionar un calendario tentativo con cinco equipos para cubrir cualquier eventualidad que se presente previo al inicio del torneo otoño-invernal de béisbol profesional dominicano 2013-2014.

Durante una reunión celebrada en la sede de la Lidom en el Estadio Quisqueya, se conoció esa propuesta con el fin de cubrir cualquier eventualidad en vista a la agresiva posición de los antiguos operadores de la franquicia del Nordeste con relación a la celebración del campeonato nacional.

Sin embargo, la Lidom tiene como prioridad que la franquicia representativa de San Francisco de Macorís participe en la temporada venidera como lo ha hecho de manera ininterrumpida desde que nació en el 1996.

El pasado 27 de junio, la liga había aprobado el calendario con seis conjuntos que regirá la próxima campaña dedicada al expresidente de los Tigres del Licey, Miguel Hedded.

En la reunión se aprobaron medidas para reducir la duración de los partidos, igualmente se presentó un moderno sistema de sonido que será implementado en el Estadio Quisqueya, el cual permitirá a los fanáticos disfrutar de los partidos a plenitud y con niveles de decibeles controlados para no afectar la salud auditiva de los presentes.

Nuevas medidas

Entre las reglas que serán aplicadas desde esta estación se encuentran las siguientes: cuando un dirigente de equipo sale del dugout por segunda oportunidad con un mismo lanzador, estará en la obligación, tan pronto sale de la cueva, de pedir al lanzador sustituto. El árbitro contribuirá moviéndose del lugar donde se encuentre para inmediatamente solicitar al lanzador señalado.

Asimismo, prohibir el uso de la música en las siguientes situaciones del juego: desde que el bateador toca tierra para agotar su turno y entre lanzamientos.

También, se estableció que cuando un bateador recibe un conteo cantado (sea bola o strike), debe mantenerse en el área de tierra (caja de bateo).

El pitching coach (entrenador de lanzadores) debe entrar y salir del montículo trotando. Solo en caso de impedimento físico le sería permitido entrar caminando.

Cuando un dirigente o pitching coach entra al montículo y el receptor se une a la visita, toda vez se retire el dirigente o pitching coach, el receptor no puede regresar al montículo sin que haya transcurrido por lo menos un lanzamiento al bateador de turno.

Evitar las entradas innecesarias de los infielders.

Las ceremonias prejuegos deberán ser ágiles para acelerar el inicio de los partidos sin obstaculizar que los mismos inicien después de las horas señaladas en el calendario. De igual modo, impedir que las actividades en el terreno al final de cada entrada excedan el tiemplo reglamentario.

Se aplicará la regla existe 9.05 del béisbol profesional para los árbitros sobre "mantener el juego en movimiento".

Supervisores y anotadores

Cuando un partido exceda las 2 horas y 45 minutos, los supervisores de árbitros deberán rendir un informe por escrito a la oficina de la Liga 24 horas siguientes a la terminación de cualquier juego de nueve innings que describa las razones o eventos que provocaron que el juego superara el tiempo señalado.

De igual manera, los anotadores estarán dotados de cronómetros para que puedan llevar el tiempo entrada por entrada y si hubo alguna demora hacer constar la duración de las mismas en su hoja de anotación.

La reunión de la Junta de Directores de la liga fue encabezada por su presidente, Leonardo Matos Berrido.